Un interiorista no es lo que crees. Desmontando el mito.

1º Un interiorista es muy caro, no me lo puedo puedo permitir.

2º Un interiorista solo atiente a personas con mucho dinero y que tengan casas espectaculares.

3º Me da miedo contratar a un interiorista porque va ha hacer lo que quiera en mi casa ¿y si luego no me gusta? Después de hacer la inversión para que no me sirva.

4º Si lo hago yo leyendo revistas y mirando pinterest conseguiré lo que quiero y me costará mucho más barato.

5º Solo tengo dinero para la obra y luego no podré contratar a un interiorista para decorar mi casa.

6º Contratar a un decorador es un aspecto vanal en el que sólo invierte las personas con dinero y status social.  Como no tienen tiempo para hacerlo ellos mismos contratan a un decorador. Yo mejor voy al lugar de las reformas de la esquina y elijo los materiales por mi cuenta en sitios baratos. Porcelanosa ni me lo planteo, eso no es para mi.

7º Decorar me gusta y lo hago yo mismo porque eso lo puede hacer cuaquiera.

Todas estas razones y muchas más las escucho, las leo y las vuelvo a escuchar y a escuchar. Son opiniones de la calle, que he leido por foros o me las han dicho directamente al conocer que pertenezco al sector.

 

 Y todo eso es ¡Falso!

 

¡Claro, tu que vas ha decir! Se que habrá mucho pensamiento de este tipo. Pero es que no es lo mismo vender una profesión para ponerte en valor con la intención de vender neveras a los esquimales, que estudiar y ejercer esa profesión porque realmente crees en ella y sabes hasta donde puede llegar su magia.

Cuando decidí estudiar Interiorismo y Decoración, que no es lo mismo, lo hice por vocación real. Ver las caras de felicidad de las personas cuando ven el resultado, no se puede explicar con palabras. Tengo, cómo todos mis compañeros interioristas, la firme convicción que el interiorismo crea un mundo mejor. Solo una persona que habita en una vivienda intervenida por un interiorista, sabe lo que es que su vida cambie sin remedio para mejor y para el resto de sus días. 

Quien no esté de acuerdo con eso, es que desgraciadamente no ha acertado en la elección del profesional, o simplemente ni siquiera era interiorista. El intrusismo es un lacra con la que tristemente tenemos que luchar todos día a día.

Me da una pena terrible ver el profundo y generalizado desconocimiento que pesa sobre la profesión.

También veo  la falta de respeto y, como ya digo, el gran intrusismo que existe.  Como empresas de pinturas y reformas se autoproclaman interioristas sin ningún escrúpulo y sin ningún respeto hacia los verdaderos profesionales de la rama, ni a sus propios clientes. No voy a poner en duda la profesionalidad en cuanto a sus competencias propias. De hecho son gremios con los que el interiorista trabaja, pero somos nosotros quienes manejamos la batuta. Puedo asegurar que el resultado de este tipo de empresas no va ha ser ni de lejos el que consigue un estudio de interiorismo.

Ahí si que se está haciendo una mala inversión del dinero pero nos lo gastamos encantados. Y también puedo asegurar categóricamente que te saldrá mucho más caro.

El motivo es indiscutiblemente, por el desconocimiento por parte de todos de esta noble profesión.

¡Desmontemos el mito!

 

1º Un interiorista es muy caro, no me lo puedo puedo permitir.

Falso. Nos adaptamos a tu presupuesto sea cual sea, siempre y cuando sea factible el proyecto. Contacta y te ayudamos a ver qué hacer y como para que sea viable siempre con tus gustos y tus necesidades. 

2º Un interiorista solo atiente a personas con mucho dinero y que tengan casas espectaculares.

Falso. El interiorista que se precie sabrá hacer que cualquier vivienda, independientemente de los metros y el presupuesto, sea funcional, cómoda y de una estética envidiable. No será tan caro como generalmente uno se imagina, ya que aplicamos varias técnicas que ayudarán a ahorrarte dinero sin mermar la sensación de lujo y exclusividad, que el interiorismo imprime a los espacios.

3º Me da miedo contratar a un interiorista porque va ha hacer lo que quiera en mi casa ¿y si luego no me gusta? Después de hacer la inversión para que no me sirva.

Falso. Estudiamos tus necesidades y adaptamos tu vivienda a ti, a tu personalidad, a tu forma de vivir y nos encargamos que tus gustos estén reflejados en tu hogar atendiendo a una estética depurada. El interiorista te aconsejará y desmontará falsas espectativas que no son viables. Pero recuerda que siempre tendrás la última palabra en las decisiones importantes. No se hará nada que no hayas aprobado y estarás en todo momento arropado y apoyado por el interiorista, que velará porque todo salga tal y como se ha proyectado. Se harán tantas modificaciones como sean necesarias hasta que estés satisfecho con tus elecciones. Tu interiorista será tu persona de confianza.

Panel de sensaciones mooboard

4º Si lo hago yo leyendo revistas y mirando pinterest conseguiré lo que quiero y me costará mucho más barato.

Falso. Cierto es que hay personas con un gusto exquisito y con una capacidad innata para decorar, pero nunca conseguirá los resultados de un profesional. El profesional del interiorismo y/o la decoración posee conocimientos en técnicas de tratamiento de la luz, colores, texturas, amueblamiento etc., que una persona de a pié no conoce y marcará una gran diferencia en el resultado. 

Hay que tener especial cuidado con dejarse llevar por todas la tendéncias porque son efímeras. He visto miles de viviendas que son una copia calcada de fotos de pinterest, en las que se ha hecho una recopilación de todos los objetos que están de última, y se han llevado a casa.

Evidentemente la mayoría quedan bien, porque son objetos bonitos que entran por el ojo, pero no existe un buen tratamiento del espacio ni la funcionalidad. Es muy probable que sean casas bonitas, pero poco prácticas. Desgraciadamente con el tiempo cambiará la tendéncia y mucho más rápido de lo que nos gustaría y ese ritmo de intentar tener todo lo más top, se convertirá en inviable e insostenible para el bolsillo. Nuestra cuenta corriente se resentirá considerablemente.

El interiorista creará para ti un telón de fondo de forma estratégica y con una base facilmente actualizable que con unos pequeños toques en la deco, otra vez estrenarás hogar. Atendiendo a la distribución de tu hogar, el interiorista también pensará un buen reparto de los espacios adaptable a futuros cambios de necesidades, si es que así lo manifiestas. Por lo tanto ahorrarás muchísimo dinero.

Decoración

Fuente: Lair Art Decor Estudio de Diseño

5º Solo tengo dinero para la obra y luego no podré contratar a un interiorista para decorar mi casa.

Falso. Este es gran y enorme error en el que se cae cuando se hacen las reformas por tu cuenta sin un ojo que filtre la paja y lo que es verdaderamente importante para invertir en ello. Hace unos días he tenido un caso que así me lo han manifestado de primera mano. Una pareja que ha acometido una reforma en su casa por su cuenta y se han pasado varios meses quitando suelo, picando cemento para poner tarima y volviendo a poner gotelé porque no les llegaba para quitarlo y muchísimo menos decorar su casa. Total, un montón de tiempo, un gran esfuerzo y dinero perdidos y siguen sin tener el resultado esperado. Con un profesional eso no hubiese pasado porque tenemos recursos para conseguir lo que el cliente quiere.

Para este caso concreto, existen una variedad enorme de pavimentos de fácil colocación de espesores mínimos con una gran resistencia al desgaste, reducción de pisada, propiedades innifugas e hidrófugas. O lo que es lo mismo, que ni se quema ni les produce daño el agua. Se pueden tambien instalar en cocinas y baños aportando continuidad y sensación de amplitud sin juntas que afeen la estética y no son para nada caros. Conclusión, se podían haber ahorrado el quitar el suelo, generar y lidiar con escombros, cubas para desechar, etc.  Añadiendo a esto, que la colocación de este tipo de suelos es limpia y rápida, tanto que te pueden colocar el pavimento de todo un piso de una media de 90m2 en una mañana.

Si hubiensen contado con un profesional, les hubiese llegado de sobra para deshacerse del odiado gotelé y para decorar su hogar. Otro gran problema, es que el tema de decoración es lo que la chica piensa que es lo único que hacemos los interioristas. Otra vez falso y otro gran error bastante generalizado. Pero es un tema tan extenso que da para otro artículo.

Fuente: Lair Art Decor Estudio de Diseño

6º Contratar a un decorador es un aspecto vanal en el que sólo invierte las personas con dinero y estatus social.  Como no tienen tiempo para hacerlo ellos mismos contratan a un decorador. Yo mejor voy al lugar de las reformas de la esquina y elijo los materiales por mi cuenta en sitios baratos. Porcelanosa ni me lo planteo, eso no es para mi.

Falso. Para empezar a desmontar este mito, primero hay que aclarar que un interiorista y un decorador no son la misma profesión. El interiorista o arquitecto de interiores, también decora porque es parte de su trabajo, pero tiene competéncias técnicas en las que un decorador no puede entrar porque no poseen la formación para ello.

El interiorista o arquitecto de interiores se encarga de adaptar la ergonomía de tu hogar a ti y a tu familia, de manera que tu hogar esté hecho a tu medida como un traje de sastre. Tirando tabiques, cambiando distribución de la vivienda y creando para tí el espacio que quieres y necesitas. Todo mediante estudio y realización de planos técnicos de obra, mediciones, recorridos y pasos para que la vivienda sea cómoda y funcional a la par que bella etc.. Todo conjuntamente con el estudio de materiales, luz, colores, texturas y formas para que el proyecto de interiorismo sea eso…Interiorismo. No es un proyecto de decoración ni de arquitectura, es un proyecto de diseño de interiores.

Un arquitecto nunca jamás te hará un proyecto de interiorismo mejor que un interiorista. Sencillamente porque sabe mucho de proyectar edificios pero no entiende de interiores, no está entre sus competencias. Otro gran error que se comete, contratar a un arquitecto para que te haga el interior de la vivienda. Cada mochuelo a su olivo.

¿Cuantas veces has notado incómodas, agobiantes e inservibles algunas zonas de tu casa? Metros por los que has pagado y no los disfrutas y son fruto de malestar. Aunque intentes adaptarse a ella, no lo consigues.

La buena noticia es que no tienes que hacerlo, adapta tu hogar a ti. Cuando llegues a casa entra en un hogar que te arrope y en que sientas que es tu propio pedacito de mundo. El vivir a gusto sin incomodidades ni agobios no es para nada superficial ni vanal, son aspectos que te cambiarán la vida y te restarán muchos puntos de estrés. Así de importante es un buen interiorismo.

Los interioristas sabemos manejar los recursos y materiales para que la sensación de lujo y exclusividad estén presentes sin necesidad de hacer un desembolso descomunal. Conocemos el productos y lugares como Porcelanosa, por ejemplo, ya que hemos hecho alusión a esta firma, poseen materiales de gama media con precios asequibles, que siguen estando por encima en diseño y calidad que cualquier otra firma más humilde. Claro que te puedes permitir Porcelanosa, todo está en cómo lo hagas. ¿Pinta bien verdad?

Planta distribucion

Secciones estado reformado

7º Decorar me gusta y lo hago yo mismo porque eso lo puede hacer cuaquiera.

Falso. Decorar para nada lo puede hacer cualquiera. Un interiorista y/o decorador posee conocimientos muy amplios sobre cómo tratar los espacios para vestirlos de manera correcta.  Cualquier persona no tiene estos recursos, simplemente porque no sabe que existen ni siquiera se los plantea.

Es muy típico guardar imágenes de revistas o internet para copiar ese ambiente en tu casa, y para nada queda igual. Desilusión total y  tendemos a pensar que esa casa no sirve. Entonces, ¿que es lo que falla?

Falla la falta del estudio y análisis de ese espacio por el profesional. Jugando con materiales, luz etc., se pueden disimular y resaltar lo que nos interese para crear la sensación de espacialidad que se desea, paliar defectos como habitaciones demasiado sombrías o quemadas por la luz. También una correcta distribución del mobiliario. Elegir las piezas adecuadas, que poner o no y cómo y donde colocarlo, es parte del estudio para que la estancia sorprenda y sobre todo funcione. Porque nunca jamás nos podemos olvidar de la funcionalidad.

También jugar con volumenes, espacios negativos y un largo etc., todo es parte de la técnica de una buena decoración. Te aseguro categóricamente que eso no lo puede hacer cualquiera, o sí, pero nunca será el mismo resultado.

No es que tu casa sea la que falla por que la de la foto es mejor, es que la de la foto está tratada por profesionales y todo lo que hay colocado no está hecho al azar, está por alguna razón. 

 

En la imagen dos ambientes totalmente distintos propuestos para una misma habitación

 

Panel interiorismo lair art decor

Fuente: Lair Art Decor Estudio de Diseño

Para ver más proyectos del estudio Pulse_aquí

Todos estos motivos y muchos más por falta de información y desconocimiento hace que tomes decisiones incorrectas que te hacen gastar más de la cuenta. Cuando estás enfermo vas al médico, cuando te duele una muela vas al dentista, cuando quieres comprar zapatos vas al zapatero ¿Por qué cuando le toca a la casa no se confía en los profesionales?

Te mereces una vivienda en la que puedas ser tú. El interiorista no está para engañarte, está para ayudarte. Evidentemente los honorarios y el trabajo tienen un coste, pero con los recursos y la experiencia de un profesional te saldrá a cuenta.

Personalmente me han rechazado presupuestos porque han considerado que lo que quieren hacer no vale lo que presupuesto. Palabras textuales del cliente, como si supiera ya de entemano lo que hay que hacer para llegar a ese punto de manera satisfactoria o lo que puedo llegar ha hacer por ellos. Recurro otra vez al desconocimiento.

También están las reuniones, que se hacen todas las que sean necesarias, la atención personalizada, hacer mediciones, las cuales en una vivienda media de unos 120m2 te pueden llevar tranquilamente dos mañanas de trabajo, croquis, planos técnicos, estudio de proyecto, análisis del espacio, realización de paneles de sensaciones, busqueda de materiales, mobiliario, objetos de decoración, renderización en 3D para que puedas ver claramente cómo quedará tu hogar o negocio, estudio de soluciones de posibles complicaciones en obras…. etc, Parece que para el cliente es cuestión, todo eso no fuese trabajo. Es muchísimo trabajo y muchísimas horas invertidas, los proyectos no se hacen solos. No tenemos una varita mágica que lo deja todo estupendo. Por no hablar que el valor que adquiere un inmueble con un proyecto firmado por un interiorista, es bestial.

Espero haber arrojado la luz necesaria para que todos conozcamos un poquito mejor lo que hace un interiorista y como puede cambiar tu forma de vivir y entender tu hogar.

Si tienes alguna duda que quieras preguntar, o quieres que vaya a tu casa para hablar de tu proyecto, contacta sin ningún compromiso y pregunta lo que necesites saber. Estaré encantada de conocerte y atenderte. La primera visita de toma de contacto es totalmente gratuita y sin compromiso.

Saludos.

Mª José Vega, Diseñadora de Interiores y Decoradora

 



¡Contacta y pregunta lo que quieras!

13 + 1 =

4 Reviews

    El post está muy bien explicado.
    Resumen muy bien todo lo que aporta nuestras profesión.
    Enhorabuena guapa.
    UN BESO ENORME.

      Muchas gracias Elena. Tenemos un largo camino de adecuación de la profesión. En realidad se debería de necesitar como el agua para beber y se ve con mucho recelo por el desconocimiento de muchas personas. Poco a poco conseguiremos que cambie. Muchos besos preciosa.

    Hola Mª José. Muy bien explicado y reflexionado, ya sabemos que se “mira a corto plazo”. Ahí radica el problema, no hay presupuesto para interioristas o decoradores, vamos a ajustarlo y hacer lo mínimo, aunque sea mal ejecutado. Luego llega el “presupuesto oculto”, así denomino las partidas que se han acortado por no invertir en un diseño pensado al detalle, y estudiando las necesidades específicas del cliente, obra de profesionales cualificados y con experiencia. En fin, alguien debería decir eso de que la vivienda, además de una necesidad es casi una prolongación de cada persona: horarios, necesidades especifícas, descanso, aseo, ocio, trabajo, etc., en un sólo lugar en el que pasamos nuestras vidas, y aún se resta importancia a la labor de quienes, como tú son capaces de pensar en todas las variables, adaptándolas a cada situación y persona. Es el mismo principio que rige en cualquier otro lugar (oficina, escuela, cafetería, tiendas, etc.).
    Buen artículo, gracias.

      Así es, no lo puedes decir de mejor forma. Pero como ojos que no ven, corazón que no siente, no se dan cuenta de lo que podrían conseguir para mejorar su vida y es una pena.
      Gracias a tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *