RECUPERA EL CONTROL DE TU ESPACIO. ¡COMENZAMOS!

 Tu vida en Orden +Chic

 

 

Todos tenemos en casa espacios sensibles donde el caos puede llegar a campar a sus anchas, si no los mantenemos a raya.

Son esos lugares donde tendemos a acumular cosas sin orden ni concierto.  Y nos ganarán la batalla convirtiendose en un problema real al que no seremos capaces de poner remedio, si nó nos organizamos de manera correcta.

Los espacios sensibles al caos, generalmente los llenamos por cosas que no tienen un lugar concreto y al final todo termina en el mismo rincón.

La máxima un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar, no acumular cosas innecesarias y no procastinar a la hora de colocar las cosas en su sitio, deben ser nuestra biblia diaria para poder habitar en un lugar agradable y que no te reste horas de vida. Si, si horas. Todas las horas que pasamos limpiando y recogiendo todo lo que termina por enmedio y que contribuye al desorden, transmite ruido visual y produce extrés.

Se que es fácil decirlo, y con una buena organización también es fácil de llevar a cabo.

ORGANIZA Y VENCERÁS

Que una buena organización es la clave es indiscutible, pero ¿Como empezar a organizarte?

Son muchos los aspectos que integran nuestra vida diaria, trabajo, hogar, alimentación, niños, ocio y tiempo libre, etc. y es muy probable que no sepamos muy bien por donde empezar para conseguir una rutina eficaz para llegar a todo. Es comprensible y humano, pero solo hay que proponérselo y ponerse manos a la obra. Sin excusas, empezando poco a poco y paso a paso, con traquiliad y sin agobios conseguirás mucho.

¿Preparados?

PASO A PASO PARA EMPEZAR A ORGANIZARTE, SEGURO QUE PUEDES.

1. DÍA 1.  DEDICA UN TIEMPO A “DESTRASTEAR”

Lo primero de todo es comenzar a “destrastear” por zonas.

Aunque te parezca contradictorio lo que te voy a decir, de momento olvidate de plannings de organización de rutinas porque al principio no podrás establecer ninguna efectiva y lo único que conseguirás será desmotivarte.

Menos es más y una casa organizada es aquella que no está llena con cosas que ni te gustan ni las usas. Utiliza unos minutos en cada habitación y a golpe de vista identifica y deshazte de todo lo que llevas más de un año sin darle uso, lo que no quieres ni te gusta y está utilizando un espacio innecesariamente.

Conseguirás rápidamente despejar la estancia y te ayudará a motivarte al ver como va cambiando el aspecto de tu casa.

En un pispás nos habremos deshecho de un montón de trastos y el ambiente general de tu hogar estará más ligero y fácil de gestionar.

Mientras tanto sigue con tu día a día.

 

2. DÍA 2. ORDENA ANTES DE LIMPIAR

El siguiente paso será ordenar todo lo que no has identificado como “trasto”,  que por lo tanto se queda y guardalo donde hasta ahora había sido su lugar habitual.

Una vez tengas la habitación recogida da un repaso al polvo, pasa la aspiradora y friega el suelo si es necesario. No hagas más. Se trata de conseguir un lugar agradable a los sentidos rápidamente.

Ve poco a poco y no utilices más de una hora, si no terminas seguirás mañana, los trastos no se van a mover del sitio. Lo importante es que empieces a practicar los tiempos dedicados a cada tarea y no descuides el resto, ya que entonces entrarás en un círculo vicioso del que no conseguirás salir.

Con estos sencillos pasos en un par de días tu casa estará lista para comenzar a plantear un plan de actuación intensivo en cada zona, mientras el resto de estancias las hemos colocado en un estatus mantenible hasta que le toque el turno intensivo.

Muy importante, no te olvides de seguir manteniendo el resto de la casa como está si nó volverá el caos y no habremos conseguido nada. Si un día no tienes tiempo, es preferible que sigas con el mantenimiento diario.

 

3. MANTENIMIENTO DIARIO Y UN INTENSIVO DE ORDEN A LA SEMANA

No hace falta más y en un mes habrás dado prácticamente toda la vuelta a la casa.

Con el mantenimiento diario comienza por la noche, que no te de pereza. Cuano veas los resultados que consigues, ya no podrás dejar de hacerlo.

Céntrate en la cocina y déjala recogida. Despues coloca los cojines del sofá y pon una alarma de cinco minutos para recoger todo lo que esté descolocado y a quitar si hay algo en las zonas de caos, la que debemos mantener a raya. Lo que de tiempo en esos cinco minutos. Con el tiempo cogerás el habito y cuando todo tenga su lugar dejarán de serlo. Cuando suene la alarma, lo que esté hecho está.

Por la mañana preparar el desayuno en una cocina limpia y recogida no tiene precio, y si el resto de la casa está mantenida solo tendrás que preocuparte de un repaso rápido y la tarea extra de orden del día, cuando sea el caso.

 

4. EL PLANNER

Hazte con un planner mensual y marca el día y la zona a la que vas a dedicar el intensivo de orden de esa semana. De este modo organizas en que día de la semana lo harás y en que lugar de la casa lo invertirás. No te dediques a quitar cortinas ni a limpiezas tremendamente profundas, a eso ya le llegará el turno, céntrate en despejar y ordenar.

Comienza por las zonas más vividas.

Recuerda. Tira o dona todo lo que no utilices o no te guste. Se trata de minimizar nuestro esfuerzo en el mantenimiento de nuestro hogar y no llenarla de cosas innecesarias que nos quitan energía.

Recuerda. No le dediques más de la hora estipulada, si no da tiempo a terminar continúa al día siguiente. No podemos desatender el resto de tareas y debemos coger el hábito de dedicar a cada cosa su tiempo. Si a algo no llegas, se hace la próxima vez que toque. No quites tiempo de una cosa para otra o volverás a descontrolar el buen fucionamiento de la rutina que estamos creando.

No te pierdas los siguiente posts donde atacaremos sucesivamente la maneras y tips para ordenar cada zona de la casa.

Buen fin de semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *